Derrota ante el Barcelona, pero NADA que reprochar al Milan.

Lo refleja el aplauso que recibió el equipo en un San Siro repleto al finalizar el encuentro. El Milan se enfrentó al mejor equipo del mundo, y le jugó de igual a igual, con fútbol, táctica y corazón. Por si fuera poco jugar contra el Barcelona, los rossoneros tuvieron que jugar también contra el árbitro Wolfgang Stark, que “ayudado” por su juez de puerta inventó un penal en contra del Milan.

ORGULLO – Pocas veces después de una derrota el juicio es positivo y unánime como hoy. En las redes sociales todos los hinchas del Milan comentaban el orgullo de ser rossoneros al ver cómo jugó el equipo, al ver toda la entrega, el sacrificio y el buen fútbol. Por supuesto, queda la amargura de la derrota y del mencionado árbitro, pero también la conciencia de que nuestro Milan le puede pelear a cualquiera un partido.

PRESSING – El Milan partió con todo el partido. Sabiendo que el Barcelona siempre sale jugando, Allegri impuso un pressing en el área rival y complicó a los catalenes. Claro, el hacer esto comporta riesgos, y cuando el Barca lograba salir, quedaba con ciertos espacios para atacar. Y así llegó el 1-0 al minuto 14, con un centro por la izquierda que desafortunadamente Van Bommel metió en su propio arco. Pero el Milan reaccionó con fuerza y a los 20 minutos, Clarence Seedorf bajó muy bien un pase largo y habilitó a Ibrahimovic, quien no perdonó a su ex equipo y marcó el empate.

EL ROBO – Luego vino lo mencionado antes, un penal inventado, ya que Aquilani nunca causó la caída de Xavi. Es increíble, pero los jueces de puerta no han sido ningún aporte desde que fueron implementados. Ya el partido pasado de Champions, contra el BATE, uno no cobró una mano luego de un remate de Boateng, y ya han hecho de las suyas en otros partidos desde que existen… El gol del penal lo hizo Messi a los 31…

K.P. BOATENG – En el segundo tiempo el Milan no bajó el ritmo, y una de las figuras, Kevin Prince Boateng, marcó un golazo, uno de los mejores de la Champions hasta al momento. Bajó un difícil balón, se lo llevó hacia el arco con un golpe de taco, y fusiló a Victor Valdés en el minuto 54. El equipo buscó el triunfo como siempre, pero a los 63 minutos Messi metió un pase magistral para Xavi, quien no perdonó a Abbiati. A pesar del duro golpe del 3-2, se buscó siempre el empate, pero lamentablemente no llegó.

Este partido era para buscar el liderato del grupo H de la Champions League y para probar la verdadera fuerza del Milan. Lo primero no se pudo conseguir, pero lo segundo arroja un resultado totalmente positivo: el Milan es un equipo de primer nivel mundial y puede jugar de igual a igual contra todos y ganar toda las competencias que tenga por delante…

FORZA MILAN!!!

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • celso caceres  On noviembre 23, 2011 at 7:44 pm

    barca es el mejor equipo del mundo nadie le discute….pero jugar a contra del barca no es nada facil juega bien y el albitro juega con ello entonces no se puede hacer nada………cuantos partido ya gano asiiiii y hoy nos toco perder a nosotros por culpa del albitro es la realidad!!fuerza ac milan caraj0…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: