Un empate milagroso en un muy mal partido contra el Torino

El Milan, tal como en Verona en la primera fecha, jugó un pésimo partido, esta vez contra el Torino, pero en el último instante del partido logró al menos llevarse un empate.

SIN IDEAS, SIN SUFRIR – El primer tiempo fue muy equilibrado, ambos equipos jugaron mal y no generaron jugadas de peligro en los arcos rivales. El Milan mostró su ya habitual problema en el mediocampo con falta de quite (salvo De Jong) y sin generar fútbol para apoyar a los jugadores ofensivos.

LA CAIDA – A solo 2 minutos de iniciarse el segundo tiempo el Torino abrió el marcador luego de una bochornosa performance de Zaccardo que fue bailado y dejado en ridículo por D’Ambrosio, que apenas hizo unos simples amagues y luego definió. Tras esta situación el Milan no supo reaccionar con fútbol y actitud e incluso se desordenó regalándose en defensa; así fue como llegó el 2-0 de Cerci que recorrió 30 metros solo hasta el arco de Abbiati antes de anotar.

REACCIÓN FINAL – Recién en los minutos finales el Milan mostró algo de orgullo y obtuvo el descuento por medio de un tiro increíble de Muntari (de penoso partido), el cual pateó el balón con la zurda, pero le chocó su propio remate en su pie derecho y la pelota se coló casi rozando el palo. El empate llegó en el último segundo: penal sobre Poli en el minuto final de los descuentos y Balotelli consiguió con gran frialdad el empate y su penal número 21 de 21 ejecutados.

En cuanto a las individualidades, Abbiati solo actuó en los goles y no tuvo responsabilidad en ellos; Zaccardo fue de lo peor del partido, un jugador indigno del Milan; Zapata y Mexes hicieron un gran primer tiempo y en el segundo debieron sufrir el estar más desprotegidos; Emanuelson fue muy irregular y en ataque se espera más de un jugador con su velocidad y técnica; De Jong tuvo que luchar solo en el mediocampo, ya que Muntari jugó desordenadamente y falló todos los pases; por su parte Montolivo (que salió lesionado al final del primer tiempo) casi no quitó balones y aportó poco y nada en el armado de juego; Poli entró con gran convicción, presionó a sus rivales y combinó bien en ofensiva; Kaká recién jugó sus primeros minutos con el Milan y es prematuro evaluarlo, lo mismo Birsa que jugó muy poco; Robinho no aportó nada al equipo, su reemplazante, Matri, jugó mucho mejor, puso ganas, quitaba balones y fue peligroso en ofensiva; a Balotelli le llegó poco la pelota en el primer tiempo, en el segundo se ofuscó y se sacó solo del partido, lo que hizo que fallara un gol y varios pases, pero en la ocasión del penal estuvo brillante porque la ejecución se detuvo por varios minutos y aún así nunca perdió la calma y dio el empate al Milan.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: